etiquetas-vinos-cervezas

Diseño de etiquetas de vino y cerveza

Tenemos diseño en todas partes y lugares. Todo es diseño y todo o casi todo tiene diseño. Se puede diseñar una campaña política, una experiencia, un plato de comida, una herramienta, una coreografía, una silla, una novela, un viaje, un cumpleaños, un sitio web, un plan de marketing

¿A todo le podemos llamar Diseño? ¿Utilizamos correctamente la palabra Diseño? Veamos lo que dice la RAE:

(Del it. disegno).
1. m. Traza o delineación de un edificio o de una figura.
2. m. Proyecto, plan. Diseño urbanístico
3. m. Concepción original de un objeto u obra destinados a la producción en serie. Diseño gráfico, de modas, industrial
4. m. Forma de cada uno de estos objetos. El diseño de esta silla es de inspiración modernista
5. m. Descripción o bosquejo verbal de algo.
6. m. Disposición de manchas, colores o dibujos que caracterizan exteriormente a diversos animales y plantas.

Resulta un poco ambiguo, ¿no os parece?; por lo tanto, podemos decir que todo es diseño. O no. Aquí hay mucho que debatir, pero no en este post.

En este post, quiero hablar sobre una de las aplicaciones: el diseño de las etiquetas de las botellas de vino y cerveza.
Estos últimos años están siendo maravillosos para los amantes del buen diseño. Del diseño contemporáneo. Estamos dejando atrás las etiquetas con castillos, escudos, motivos florales, bodegas, etc… Ahora toca actualizarse y abrir el marketing a un público más amplio y joven. Hay que ser original para poder ser identificado.

De unos años atrás, los negocios vinícolas y sobre todo, cerveceros, se están rejuveneciendo. Está llegando sabia nueva y con ello, como no, el diseño. Estamos en la mitad del boom de las cervezas artesanales y la mayoría de ellas están en manos de gente joven. Yo mismo he estado en un par de “fábricas” y poco me faltó para diseñar la etiqueta a una de ellas. Me quedé con las ganas porque es un trabajo muy bonito.

Si te gusta el diseño, acércate un día a una vinoteca o tienda especializada en cervezas y contempla los diseños de las etiquetas. Es una gozada.

Yo, a la hora de comprar vino, me guío por la zona (ahora estoy en Castilla y León: Bierzo, Ribera del Duero…), el precio (7-10€) y el diseño de la etiqueta. Después de acabar la botella, me cuesta tirarla, de hecho, hay alguna que otra que la tengo guardada; por ejemplo las 2 primeras de la lista.

Ahora, quiero mostraros unos ejemplos de lo que se está haciendo últimamente en el mundo de las etiquetas.
Tú mismo te habrás dado cuenta que los diseños están cambiando, que los diseños se están “modernizando”. Y hay mucho y muy bueno.

A continuación algunas pocas:

Veréis que los diseños de las etiquetas de cervezas son más juveniles, gamberras y canallas; evidentemente el público objetivo es diferente.

Vinos

etiquetas-vinos-01

etiquetas-vinos-02

etiquetas-vinos-03

etiquetas-vinos-04

etiquetas-vinos-05

etiquetas-vinos-06

etiquetas-vinos-08

etiquetas-vinos-09

etiquetas-vinos-10

etiquetas-vinos-11

 

 

Cervezas

etiquetas-cervezas-01

etiquetas-cervezas-02

etiquetas-cervezas-03

etiquetas-cervezas-04

etiquetas-cervezas-05

etiquetas-cervezas-06

etiquetas-cervezas-07

etiquetas-cervezas-08

etiquetas-cervezas-09

etiquetas-cervezas-10

etiquetas-cervezas-11

etiquetas-cervezas-12

La verdad es que es un lujazo tener diseños tan maravillosos en nuestras mesas.

Y este cambio está sucediendo en la mayoría de productos. El diseño de etiquetas, envases, packaning… está cambiando. En realidad todo esto es una lógica evolución, es una adaptación a los tiempos. Internet, como siempre, tiene su parte de culpa en esta evolución. Está rompiendo muchas barreras culturales; está globalizando el diseño (también). Cada vez el choque cultural es menor. Y toda esta homogenización también se nota en los diseños de etiquetas. ¿Para bien? ¿Para mal?…

Y en otro post hablaremos de diseños desafortunados y equivocados. Que hay mucho también…

Deja un comentario

¿Eres un ser humano o un robot? *